La historia de la orfebrería

La historia de la orfebrería

La historia de la orfebrería habla de artistas que trabajaban los metales para hacer creaciones espectaculares. Para comprender la experiencia de estos primeros orfebres, es necesario considerar el oro en sí. Los orfebres han existido desde que se descubrió que el oro era un metal codiciado.

El oro fue usado por los orfebres porque comparado con otros metales, no se corroe ni se deslustra, se funde fácilmente, se fusiona y se forma, y ​​es muy flexible. También porque el oro es un metal extremadamente raro, valioso y brillante.

También era fácil de soldar a presión y debido a su valor y maleabilidad, el oro fue uno de los primeros materiales en llamar la atención de los orfebres. El arte egipcio, en particular, así como el arte del Egeo se destacaron por su orfebrería de oro.

En la India, por ejemplo, el oro se usa tanto para decorar el cuerpo como para expresar el estado. La habilidad de sus orfebres es legendaria, como lo ejemplifica la comunidad de orfebrería Khudabadi Sindhi Swarankar, cuyas destacadas obras de arte se exhibieron en Londres en la Gran Exposición de 1851.

¿Qué es la orfebrería?

La orfebrería es el arte aplicado de la metalurgia en oro. Un orfebre es esencialmente un metalúrgico cuya especialidad es trabajar con metales preciosos como el oro, plata, platino, aleaciones como el bronce y el cobre, así como piedras preciosas.

El conjunto de habilidades de un maestro orfebre abarca muchos tipos de metalurgia, como forjar, fundir, fundir, cortar, soldar, limar, grabar, esmaltar y pulir metales y piedras preciosas. Hoy en día, muchas de las mejores escuelas de arte ofrecen cursos de orfebrería y metalistería como parte de su programa de bellas artes.

La orfebrería en la antigüedad

Aunque hay poca evidencia de joyería griega antes de 1800 a.c., el surgimiento de las civilizaciones minoica y micénica trajo logros técnicos en el trabajo del oro, incluidas las primeras cadenas de cable.

Los antiguos egipcios

Eran famosos por su trabajo con el oro, y las habilidades de orfebrería avanzaron rápidamente, en parte debido a la disponibilidad generalizada del metal precioso. Entendieron el ensayo de fuego para probar la pureza del oro y dominaron el arte de alear oro con otros metales.

Los tesoros del rey Tutankamón son ejemplos icónicos de artesanía de orfebrería experta, desde la gran máscara de oro batida hasta el trono dorado que representa escenas delicadamente trabajadas de la unción del joven rey.

La edad media

Vio a los orfebres organizados en gremios, fue solo con el Renacimiento que floreció el gran arte de los orfebres. La convergencia de recursos culturales que dio origen a las exaltadas obras del Renacimiento encontró su mayor expresión a través de las manos de los orfebres.

Artículos de orfebrería

Desde el principio, los orfebres han fabricado y hecho a mano artefactos de oro, joyas personales, platos, copas, armas, artículos para caballos, así como objetos preciosos para fines ceremoniales y religiosos.

La orfebrería resultó especialmente útil en la época medieval, cuando los orfebres fueron encargados de adornar manuscritos iluminados con pan de oro (una lámina muy fina de oro batido), crear relicarios de oro para reliquias sagradas y crear numerosos objetos eclesiásticos a partir de metales preciosos.

Además, la mayoría de los países han experimentado su propia “edad de oro” de metales preciosos, como lo demuestran los maravillosos Huevos de Pascua Fabergé hechos por los maestros orfebres rusos Gustav Fabergé y Peter Carl Fabergé. Otros tipos de trabajos en metal involucran a los:

  • Plateros o herreros que se especializan en el trabajo con plata.
  • Caldereros especializados en el cobre.
  • Herreros que trabajaban el hierro y elementos de hierro forjado.
  • Herreros blancos que se especializan en los llamados metales blancos como el estaño, zinc y aleaciones de aluminio.

Las principales técnicas utilizadas por los orfebres

Un maestro orfebre está capacitado en numerosos tipos de metalurgia; tradicionalmente, la mayoría de los orfebres aprendían el oficio en el taller de su padre o adquirían las habilidades como aprendices de un maestro artesano. Muchos también crearon joyas, mientras que algunos practicaron el grabado en metales.

Muchos de los mejores grabadores eran orfebres o hijos de orfebres, como Albrecht Durer y Martin Schongauer. Debido al movimiento de manualidades en Inglaterra y Alemania, el arte personal en la joyería experimentó un renacimiento significativo.

Además de las técnicas básicas de orfebrería de fundición y forja, los orfebres aprendieron una serie de técnicas avanzadas que incluyen nielado, repujado, esmaltado (incluido alveolado, champlevé, basse-taille, plique-à-jour), grabado y decoración de filamentos.

El esmalte alveolado, una técnica de soldadura de tiras metálicas para crear compartimientos elevados que luego se llenan con esmalte y se encienden en un horno, se convirtió en una forma popular de representar a los santos cristianos.

Los orfebres de la época realzaban repetidos motivos en oro con troqueles, y los detalles finos y el delicado grabado se lograron con herramientas de punta fina.

Para examinar el proceso de orfebrería, nos basta con solo observar el brazalete hueco de la Necrópolis de Varna, ya que se analizan muchas de las técnicas básicas que aún se emplean en la actualidad. Finalmente, la forma del brazalete en sí muestra un mayor dominio de la artesanía.

Es un gran ejemplo de levantamiento anticlástico, una forma creada al comprimir el centro de una lámina de oro y estirar sus bordes, forzando a dos lados a doblarse por debajo y dos lados a curva hacia arriba. Para martillar la forma del brazalete era necesario tener en cuenta la diferencia en la circunferencia a lo largo del perfil de la pieza, lo que no es una pequeña hazaña.

Muy pocos orfebres modernos se encontrarán balanceando un martillo en un lingote de oro; la fundición ha reemplazado casi por completo la fabricación manual. Y los láseres ahora pueden producir soldaduras extremadamente finas, eliminando la necesidad de habilidades de soldadura

Las computadoras también se utilizan a menudo para producir moldes en 3D para el fundido, y por lo tanto, las piezas producidas en serie son la norma. Hay algunos artistas, como Carl Blackburn, que aún aprovechan la reserva de conocimiento de la orfebrería histórica.

Las joyas hechas a mano todavía son apreciadas por su artesanía por muchos con un ojo para el detalle y una apreciación por el arte casi perdido del orfebre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *